Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Iniciado el proceso para la aprobación del nuevo marco financiero plurianual de la UE a partir del año 2020

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

13 de marzo de 2018

Fuente:

Consejería de la Presidencia

Descripción:

La Comisión, El Consejo y el Parlamento Europeo comienzan a fijar sus posiciones sobre las prioridades de financiación en el nuevo periodo

Contenido:

Más información

Con la adopción de  la Comunicación "Un marco financiero plurianual nuevo y moderno para una Unión que cumpla de forma eficiente con sus prioridades posteriores a 2020" ( Más información )  la Comisión Europea ha lanzado el proceso para el debate y aprobación del nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP) post 2020.

La Comisión contribuye a este importante debate de tres maneras: en primer lugar, facilitando los elementos fácticos necesarios en relación con el presupuesto de la UE, sus ventajas, sus logros y su valor añadido; en segundo lugar, mediante la elaboración de escenarios que ilustren el impacto financiero de las distintas decisiones estratégicas posibles; y, en tercer lugar, mostrando las consecuencias que tendría una adopción tardía del nuevo presupuesto de la UE sobre los estudiantes, los investigadores, los proyectos de infraestructura, etc.

Al debatir acerca del nivel de ambición en ámbitos tales como la protección de las fronteras exteriores de la UE, el apoyo a una auténtica Unión Europea de Defensa, el estímulo de la transformación digital en Europa o la mejora de la eficiencia de la política de cohesión y la política agrícola de la UE, es importante que los dirigentes determinen el alcance concreto de sus decisiones en términos de financiación a nivel de la UE. Con su contribución de hoy, la Comisión se propone precisamente este objetivo mediante la cuantificación del impacto financiero de diversas decisiones estratégicas posibles. No se trata de las propias propuestas de la Comisión, sino de ilustraciones basadas en ideas surgidas a menudo en el curso de debates públicos. Su propósito es centrar la reflexión, estimular la discusión y proporcionar una base fáctica sólida para las importantes decisiones que habrá que adoptar en el futuro.

Por su parte el Consejo en la reunión oficiosa de los 27 Jefes de Estado o de Gobierno de 23 de febrero de 2018 debatió sobre el próximo MFP. A diferencia de las negociaciones para el MFP 2014-2020, en las que el Consejo Europeo no se vio plenamente implicado hasta después de la publicación de la propuesta de la Comisión, esta vez el Consejo Europeo empezó a debatir sus prioridades para el próximo MFP en una fase temprana. El objetivo es que "la Comisión Europea reciba orientación política del Consejo Europeo antes de presentar sus propuestas". En la nota de la Agenda de los dirigentes sobre el próximo MFP se pedía a los Jefes de Estado o de Gobierno su opinión sobre: i) las prioridades políticas que deberían abordarse en el próximo MFP; ii) el nivel global de gastos en el próximo MFP; y iii) el calendario previsto para las negociaciones del MFP.

Tras la cumbre, el presidente del Consejo, Sr. Tusk, informó de que muchos Estados miembros estaban dispuestos a contribuir más al presupuesto para después de 2020. En cuanto a las prioridades políticas para el próximo MFP, los Jefes de Estado o de Gobierno acordaron que "la UE gastará más en la lucha contra la inmigración ilegal, la defensa y la seguridad, así como en el programa Erasmus+". Otras prioridades políticas planteadas en la cumbre fueron la "política de cohesión, la política agrícola común, las inversiones en investigación e innovación y las infraestructuras paneuropeas". El Presidente Juncker ha indicado que la Comisión propondrá algunos recortes en el ámbito de la cohesión y las políticas agrícolas para evitar reducir la financiación en los ámbitos prioritarios acordados. En su contribución a la reunión informal, la Comisión cuantificó el impacto financiero de varias posibles opciones políticas, como la protección de las fronteras exteriores de la UE, el apoyo a una verdadera unión europea de defensa, el impulso de la transformación digital de Europa y la mejora de la eficacia de las políticas de cohesión y agrícolas de la UE. También sugirió la opción de condicionar más la financiación de la UE (es decir, establecer un mecanismo que vincule la financiación de la UE y el respeto de los valores fundamentales de la UE).

En cuanto al calendario, el Sr. Tusk ha esbozado tres alternativas. La primera consistiría en seguir el mismo proceso que las negociaciones del MFP 2014-2020, lo que daría lugar a un acuerdo en el Consejo Europeo a finales de 2019 o principios de 2020. La segunda opción sería llegar a un acuerdo durante la actual legislatura del Parlamento Europeo, lo que implicaría un acuerdo en el Consejo Europeo de diciembre de 2018; y la tercera opción, intermedia, sería avanzar lo más posible para llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo de 2019, seguido de negociaciones con el futuro Parlamento Europeo.

En su contribución, la Comisión Europea, que tiene por objeto presentar su propuesta formal para el próximo presupuesto a largo plazo de la UE antes de "principios de mayo de 2018 a más tardar", recordó que "la tardía adopción del actual marco financiero ha provocado importantes retrasos en la puesta en marcha de los nuevos programas y, por consiguiente, en la ejecución de los mismos...". Subrayó que un acuerdo temprano no sólo es deseable desde el punto de vista político, sino también un imperativo práctico. Jean-Claude Juncker repitió este mensaje en la reunión. En su informe sobre el próximo MFP, la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo señala que está dispuesta a "entablar inmediatamente un diálogo estructurado con la Comisión y el Consejo sobre el MFP posterior a 2020 con el fin de facilitar las negociaciones posteriores y permitir un acuerdo para el final de esta legislatura".

Tras la cumbre, Donald Tusk señaló que los Jefes de Estado o de Gobierno querían acelerar las negociaciones, en comparación con el MFP anterior. Sin embargo, en general, expresaron la opinión de que "encontrar un acuerdo en el Consejo Europeo ya este año parece realmente difícil".

El Presidente del Parlamento Europeo subrayó "la necesidad de un presupuesto político de la UE que refleje las prioridades de los pueblos de Europa en materia de seguridad, migración y desempleo". También reiteró el objetivo del Parlamento de votar sobre el MFP antes de las elecciones al PE de mayo de 2019, y expresó su apoyo a los criterios de condicionalidad sobre los fondos estructurales.

El pleno adoptara durante el mes de marzo la posición oficial del Parlamento para la negociación del marco presupuestario a partir de 2021. El marco financiero posterior a 2020 debe ser más ambicioso si se quieren financiar tanto las nuevas prioridades como las antiguas.  

Los eurodiputados votarán un informe de los eurodiputados polaco Jan Olbrycht, del Partido Popular Europeo, y de la socialdemócrata francesa Isabelle Thomas, en el que piden que la UE continúe apoyando las políticas agrícolas y pesqueras comunes, así como la política de cohesión.

El informe también subraya que el próximo presupuesto a largo plazo, también conocido como Marco Financiero Plurianual (MFP), debería "ampliar sustancialmente" los dos principales programas de la UE en materia de investigación y Erasmus +, así como garantizar el progreso en la lucha contra el desempleo juvenil y en apoyar a las pequeñas y medianas empresas.

Web de la pagina del MFP de la Comisión Europea