Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

El Plan Juncker supera el objetivo de inversiones inicial de 315 000 millones EUR

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

19 de julio de 2018

Fuente:

Comisión Europea

Descripción:

El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) ha movilizado 335 000 millones EUR en inversión adicional en toda la UE desde julio de 2015. El Plan Juncker ha tenido un claro impacto en la economía de la UE y ha revolucionado la forma de financiar la innovación en Europa.

Contenido:

La Comisión Europea y el Grupo del Banco Europeo de inversiones (BEI) han cumplido su compromiso de movilizar 315 000 millones EUR en inversión adicional conforme al Plan de Inversiones para Europa, el Plan Juncker. Respaldadas por una garantía presupuestaria de la Unión Europea y recursos propios del Grupo BEI, han sido aprobadas 898 operaciones, que se espera generen 335 000 millones EUR en inversiones en los 28 Estados miembros de la UE. Esto supera el objetivo inicial de 315 000 millones EUR fijado en 2015, cuando se puso en marcha el FEIE, y ayuda a colmar la brecha de inversión ocasionada por la crisis económica y financiera. 700 000 pequeñas y medianas empresas se van a beneficiar de un acceso mejor a la financiación. Habida cuenta del éxito del FEIE, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo acordaron el año pasado prorrogar su duración y ampliar su capacidad a 500 000 millones EUR de aquí al final de 2020.

El presidente Jean-Claude Juncker ha declarado lo siguiente: «El Plan Juncker ha resultado ser un éxito. Hemos sobrepasado el objetivo de inversiones inicial de 315 000 millones EUR y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas va a crear 1,4 millones de empleos y aumentar el PIB de la UE un 1,3 % de aquí a 2020. Hemos financiado proyectos que no habrían sido posibles sin el FEIE, y lo hemos hecho sin crear nueva deuda: dos tercios de la inversión procede del sector privado. Desde financiar formación profesional para los refugiados en Finlandia, hasta la energía renovable en Grecia, o la agricultura en Bulgaria, seguiremos utilizando el presupuesto de la UE para lo que mejor sabemos hacer: catalizar el crecimiento.»

Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión y responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha declarado lo siguiente: «El hito de hoy demuestra que la UE va a la cabeza cuando se trata de utilizar fondos privados para el bien público. Al adoptar un planteamiento orientado al mercado y hacer un uso estratégico del presupuesto de la UE, hemos apoyado cientos de proyectos de inversión innovadores y hemos contribuido a que crezcan miles de pequeñas empresas. El resultado es que hemos mejorado la competitividad de Europa y que ya apoyamos como mínimo a 750 000 empleos en toda la UE. Gracias al Plan de Inversiones y al esfuerzo que han hecho los Estados miembros en sus reformas estructurales nacionales, las perspectivas de inversión en Europa son prometedoras.»

El presidente del Grupo del Banco Europeo de Inversiones, Werner Hoyer, ha declarado lo siguiente: «Me gusta llamar al BEI la institución de las buenas noticias pero, incluso para nuestros criterios, me siento especialmente orgulloso del logro de hoy. Hemos conseguido lo que, hace tres años, muchos consideraban imposible. Generar 315 000 millones EUR de inversiones nuevas y adicionales, en su gran mayoría del sector privado, nunca iba a ser tarea fácil. Hemos demostrado que se puede hacer gracias a la excelente cooperación entre el BEI y la Comisión Europea; a la ayuda y el apoyo del Consejo y del Parlamento Europeo; y a la experiencia, versatilidad y dedicación del banco de la UE. Estos tres últimos años han transformado la forma de financiar las prioridades de Europa. Ahora sabemos cómo hacer que los escasos recursos públicos cundan más para la economía europea y sus ciudadanos: uniéndolos a la inversión privada. Para muchos, ahora el modelo del Plan Juncker es un éxito y ya no hay vuelta atrás.»

Empleo y crecimiento

El Departamento de Economía del BEI y el Centro Común de Investigación de la Comisión (CCI) estiman que las operaciones del FEIE ya han contribuido a más de 750 000 empleos, y se espera que la cifra aumente a 1,4 millones de empleos de aquí a 2020 con respecto a la hipótesis de referencia. Además, según los cálculos, el Plan Juncker ya ha aumentado el PIB de la UE un 0,6 % y se espera que lo aumente un 1,3 % de aquí a 2020. Dos tercios de los 335 000 millones EUR obtenidos proceden de fuentes privadas, lo que significa que el FEIE también ha cumplido su objetivo de movilizar la inversión privada.

Con respecto al tamaño de la economía, ha tenido su mayor impacto en los países más castigados por la crisis: Chipre, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España. Aunque el impacto de la inversión directa es especialmente elevado en esos países, según los cálculos, las regiones de cohesión (en su mayoría, países de Europa Oriental) probablemente se beneficien más de un efecto a largo plazo.

¿Qué ha financiado el Plan Juncker?

El Plan Juncker permite al Grupo BEI financiar operaciones que son más arriesgadas que sus inversiones habituales. Los proyectos respaldados por el FEIE suelen ser muy innovadores, los emprenden pequeñas empresas sin un historial crediticio, o agrupan las necesidades de pequeñas infraestructuras por sector y localización geográfica. Apoyar este tipo de proyectos le exigió al Grupo BEI el desarrollo de nuevos productos financieros, por ejemplo deuda de riesgo con características de capital o plataformas de inversión. Es importante señalar que el Plan Juncker también permite al BEI aprobar un mayor número de proyectos de lo que habría sido posible sin el respaldo de la garantía presupuestaria de la UE, así como llegar a nuevos clientes: tres de cada cuatro receptores del respaldo del FEIE son nuevos en el banco. Esto prueba que el Plan Juncker verdaderamente ha aportado algo más.

Gracias al apoyo del FEIE, el BEI y su filial para financiar pequeñas empresas, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), han invertido en 898 operaciones y aportado financiación de riesgo para 700 000 pymes de toda una serie de sectores, en los 28 países de la UE. Los países a la cabeza por orden de inversión generada por el FEIE en relación al PIB son Grecia, Estonia, Lituania, Bulgaria y Finlandia. Los ejemplos van desde soluciones sanitarias innovadoras en España hasta la economía circular en Chequia o la producción de alimentos en Grecia. Las Fichas informativas por país y por sector ofrecen una visión general detallada y otros ejemplos de proyectos.

¿En qué ha beneficiado el Plan Juncker a ciudadanos y empresas?

Además de financiar proyectos innovadores y nuevas tecnologías, el Plan Juncker ha apoyado otros objetivos de la UE, como la política digital, social y de transporte. Gracias al FEIE:

  • 15 millones más de hogares tienen acceso a la banda ancha de alta velocidad
  • Se han construido o renovado más de 500 000 viviendas sociales asequibles
  • 30 millones de europeos se benefician de mejores servicios sanitarios
  • 95 millones de pasajeros al año disfrutan de mejores infraestructuras ferroviarias y urbanas
  • Se ha abastecido de energía renovable a 7,4 millones de hogares

Servicios de asesoramiento y lugar de encuentro virtual

Otro objetivo importante del Plan Juncker es ayudar a los proyectos a despegar. El Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión ofrece asistencia técnica y asesoramiento para proyectos incipientes. Desde su lanzamiento en 2015, el Centro de Asesoramiento ha gestionado más de 770 solicitudes de promotores de proyectos en todos los países de la UE. Más de 50 proyectos del Centro han entrado en la reserva de proyectos del FEIE. Uno de ellos es el desarrollo de un proyecto de viviendas sociales en la ciudad polaca de Poznań. El proyecto, que también recibió un préstamo respaldado por el FEIE de 42 millones EUR, permitirá la construcción y renovación de pisos para unas 3 000 personas.

Además, a fecha de julio de 2018, se han presentado más de 700 proyectos al Portal Europeo de Proyectos de Inversión, un punto de encuentro virtual de promotores de proyectos e inversores. Hasta la fecha se han publicado casi 400 de estos proyectos, que abarcan más de 25 sectores de alto potencial económico. Según una encuesta realizada en 2017 entre promotores del Portal de Proyectos, el 80 % de los proyectos ha sido contactado por inversores, entre ellos Ecoduna en Austria, PLD Space en España y Acellere en Alemania.

Contexto

El Plan de Inversiones para Europa, el Plan Juncker, se inició en noviembre de 2014 con el fin de invertir la tendencia a la baja de la inversión y situar a Europa en la senda de la recuperación económica. Las operaciones aprobadas en el marco del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas del Plan Juncker se espera que generen 335 000 millones EUR de inversiones a fecha de julio de 2018. Se prevé que aproximadamente 700 000 pequeñas y medianas empresas vean mejorado su acceso a la financiación. El 12 de diciembre de 2017, el Parlamento Europeo y los Estados miembros aprobaron el Reglamento encaminado a reforzar el FEIE y a elevar el objetivo de inversiones hasta 500 000 millones EUR de aquí al final de 2020. El Reglamento FEIE 2.0 entró en vigor el 30 de diciembre de 2017.

El BEI, la Comisión y el Centro de Asesoramiento siguen promoviendo el uso de plataformas de inversión, que son mecanismos de inversión que agrupan proyectos pequeños o de alto riesgo por localización geográfica o sector. Se contribuye así a repartir mejor el riesgo, atraer con más facilidad a inversores privados y, en definitiva, desbloquear la financiación para proyectos individuales. A fecha de junio de 2018, se han aprobado 41 plataformas de inversión, que se espera movilicen más de 34 800 millones EUR en inversiones.

La evaluación independiente del FEIE, publicada en junio de 2018, concluye que la garantía de la UE es una herramienta eficiente para aumentar el volumen de operaciones de más riesgo a cargo del BEI y utiliza menos recursos presupuestarios que los programas de subvenciones europeos. La evaluación destaca que el apoyo del BEI es clave para los promotores ya que aporta un «sello de conformidad» al mercado, contribuyendo así a facilitar la obtención de fondos en el futuro. También pone de relieve la necesidad de proseguir la mejora del acceso a la financiación para las actividades de innovación y de reforzar las sinergias con otros programas de financiación de la UE.

La Comisión ya ha presentado  su propuesta de sucesor del Plan Juncker durante el próximo marco financiero: el programa InvestEU

Más información:  Plan de Inversiones para Europa: el Plan Juncker