Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Castilla y León, junto a otras cinco comunidades autónomas, solicita a la UE que incluya el reto demográfico entre las prioridades políticas de las políticas de cohesión

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

11 de septiembre de 2018

Fuente:

Consejería de la Presidencia

Descripción:

El presidente de Castilla y León se reúne con los presidentes de Aragón, La Rioja, Galicia, Asturias y Castilla-La Mancha para destacar la importancia de los retos demográficos en el futuro de la Unión

Contenido:

Declaración institucional conjunta de los gobiernos de Galicia, Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla-la Mancha y Castilla y León sobre la reforma del sistema de financiación autonómica y de los fondos de la política de cohesión europea.

 “Las seis Comunidades Autónomas han contribuido de forma constructiva al debate sobre qué Europa queremos para el futuro y, ante el próximo período presupuestario posterior a 2020, el papel de los territorios con dificultades específicas como las derivadas de los desafíos demográficos.

En el ámbito europeo, fruto de este Foro hemos alcanzado compromisos importantes como la inclusión de la cuestión demográfica en el Acuerdo de Asociación del Gobierno de España en el marco de la programación de la Política de Cohesión para el período 2014-2020, y como prioridad política del Comité Europeo de las Regiones en el nuevo mandato legislativo de la Unión Europea.

En este marco, con vistas al debate y aprobación del nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea (MFP) para el periodo posterior a 2020 que deberá alinear lo mejor posible la financiación disponible y las prioridades políticas basándose tanto en lo que funciona bien actualmente como en los desafíos a los que se enfrenta, las Comunidades autónomas firmantes coinciden en señalar el reto demográfico como uno de estos desafíos.

  • Así se recoge en el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa, reflexiones y escenarios para la Europa de los Veintisiete en 2025 (1/03/2017) que identifica el cambio demográfico entre los retos a los que tendrá que hacer frente la Unión Europea,
  • Así se recoge en diversos dictámenes del Comité Europeo de las Regiones, en particular el Dictamen “La respuesta de la Unión Europea al reto demográfico” (2017/C 017/08). En este dictamen se constata que el cambio demográfico es uno de los mayores retos a los que se enfrenta toda la Unión Europea, por su enorme impacto económico, social, presupuestario y ecológico, tanto a escala nacional como regional y local, ya que afecta a la sostenibilidad de los sistemas de pensiones y a los sistemas sanitarios, determinando así la evolución del Estado del bienestar, y fue por ello que se formularon propuestas muy concretas para el período de programación 2021-2027 y la futura Política de Cohesión.
  •  Así se pronuncia también el Comité de las Regiones en el Dictamen “Documento de reflexión sobre el futuro de las finanzas de la Unión Europea” (COR-2017-03718) recordando el llamamiento para incluir las medidas complementarias del PIB en el establecimiento de la nueva generación de Fondos Estructurales y de Inversión Europeos en el próximo período financiero plurianual, que permita ajustar la tasa de cofinanciación por categoría de región al gasto real en el que se incurre cuando se financian las operaciones cofinanciadas o, en su caso, permitir un ámbito de programación en términos de elegibilidad de actuaciones en aquellos territorios sitos en regiones más desarrolladas que cuentan con condicionantes territoriales y socioeconómicos relevantes.
  • Destacamos también el Dictamen del Comité de las Regiones “Futuro de las Inversiones Territoriales Integradas (ITI) en el post-2020” en el que se establece que …..”la implementación de una ITI debe tener como consecuencia la mejora en los términos de financiación de los planes financieros de los programas operativos” e insta a mejorar las condiciones en términos de tasas de cofinanciación para la cobertura de aquellos gastos de inversión que permiten una identificación directa con el objeto de la ITI.
  • Así se adopta en la Resolución del Parlamento Europeo de 14 de noviembre de 2017 sobre el despliegue de los instrumentos de la Política de Cohesión por parte de las regiones para afrontar el cambio demográfico. En el documento se fijan varias líneas de acción, en la misma dirección que el Dictamen del Comité de las Regiones, como son la necesaria coordinación mediante la elaboración de una estrategia transversal así como la integración de las consideraciones demográficas en todas las políticas de la Unión Europea así como la petición de que el MFP 2021-2027 dé un impulso a las medidas específicas para abordar el reto demográfico y un presupuesto ad hoc con una financiación adicional para regiones con dificultades demográficas graves y permanentes.
  • Asimismo en la Nota de la posición de las Comunidades Autónomas españolas y la Dirección General de Fondos Europeos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la Política de Cohesión post 2020, de febrero de 2018, se pronuncian por la introducción de una nueva política en la cohesión, la de los retos demográficos. Además, insisten en que la Política de Cohesión debe continuar siendo en el próximo marco financiero plurianual la principal política de inversión de la Unión Europea, manteniendo su ritmo inversor y beneficiando a todas las regiones, con el objeto de afrontar las disparidades.
  • Y así lo ponen de manifiesto todos los indicadores que muestran la preocupante proyección demográfica de Europa.

El proceso de negociación de un nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea (MFP) ha comenzado formalmente el pasado mes de mayo de 2018 con la publicación por la Comisión Europea de su propuesta que contempla una Política de Cohesión para 2021-2027, la cual no tiene en consideración estas resoluciones y dictámenes de las instituciones y organismos de la Unión Europea, en particular del Parlamento Europeo y del Comité de las Regiones, ni tampoco las demandas de los territorios con desafíos demográficos, al no contemplar en la misma ni estrategias, ni criterios ni líneas específicas para luchar contra la despoblación y el declive demográfico; a mayores ve recortada la cuantía destinada a esta política con respecto al anterior MPF 2014-2020.

Por todo ello, los Gobiernos de las Comunidades Autónomas de Galicia, Principado de Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León declaramos:

a) La necesidad de una estrategia europea sobre cambio demográfico que coordine el conjunto de los instrumentos y Fondos de la Unión y en los que, junto con la PAC entre otras, la Política de Cohesión juega un papel fundamental, para creación de empleo, promoción de la actividad económica, fomento de la l+D+i, acceso a infraestructuras, particularmente de TIC o dotación de servicios básicos del Estado de Bienestar, etc.

b) La Política de Cohesión post 2020 tiene que estar al servicio de los nuevos retos que afronta la Unión Europea y principalmente en los que la acción a nivel europeo tiene un gran valor añadido. Entre ellos, sin duda, está el reto demográfico, como así se ha señalado por el Parlamento Europeo y el Comité Europeo de las Regiones.

c) La Política de Cohesión debe seguir siendo prioritaria en fondos y objetivos. La financiación de otras prioridades no puede poner en cuestión la dotación económica de los fondos de la Unión Europea en el ámbito de la cohesión en el próximo marco financiero plurianual 2021-2027. Es esencial que en el próximo período, como mínimo, la dotación se mantenga en su nivel actual, y, si es posible se incremente, para no poner en peligro el avance del desarrollo regional y local.

Igualmente cabe reseñar la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance), iniciativa promovida por el Comité de las Regiones a la que se han adherido regiones europeas con importantes desequilibrios demográficos que incide en la Política de Cohesión como instrumento de solidaridad “para superar la brecha económica, social y territorial”.

d) La Política de Cohesión, su dotación económica y la modulación de sus criterios de cofinanciación, no pueden basarse en un único indicador, el PIB per cápita. Entendemos y defendemos que se deben tener en cuenta indicadores complementarios de diversa índole. Ciñéndonos al reto demográfico, proponemos que se consideren como posibles los siguientes: evolución de la población (pérdida intensa y continuada), dispersión territorial, envejecimiento, sobreenvejecimiento, emigración de la población joven y adulta y la consecuente caída de la natalidad. En este sentido, consideramos además que las regiones europeas deben participar en este debate.

e) La Política de Cohesión debe prever instrumentos específicos para las zonas más afectadas por desafíos demográficos, tales como un mayor peso de los criterios demográficos en el método de asignación de fondos o una mayor flexibilidad tanto en la elección de los objetivos temáticos como en las tasas de cofinanciación.

f) La Unión Europea debe llevar a cabo una definición precisa del concepto "desventajas demográficas graves y permanentes" recogido en el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento a una escala adecuada para identificar y poder responder a los desequilibrios realmente existentes en el interior de los estados miembros y las regiones.

g) Por último, consideramos que la dotación de fondos de cohesión debe estar condicionada a la efectiva existencia de una política de convergencia y cohesión interna y propia de los Estados y las regiones, en el marco de una adecuada ordenación del territorio basada en unidades funcionales con dimensión suficiente para generar dinámicas positivas de activación económica y demográfica.

Así mismo apoyamos las consideraciones y políticas que se señalan como prioritarias en el Dictamen del Comité Europeo de las Regiones “La respuesta de la Unión Europea al reto demográfico”, de 16 de junio de 2016 (2017/C 017/08) y en la Resolución del Parlamento Europeo sobre el despliegue de los instrumentos de la Política de Cohesión por parte de las regiones para afrontar el cambio demográfico, de 14 de noviembre de 2017 y hacemos un llamamiento para trabajar de forma conjunta y cooperativa en el proceso de negociación del nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea 2021-2027, cuya aprobación definitiva está prevista en 2019, con el Parlamento Europeo, el Consejo y los Gobiernos de la Unión Europea, en particular con el Gobierno de España, para alcanzar a nivel europeo un mayor compromiso político sobre los retos demográficos que no solo reconozca estos desafíos sino que adopte los medios financieros, técnicos y humanos para hacerles frente.”