Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

El Ayuntamiento de Salamanca lidera el proyecto europeo 'Ciudades Verdes Cencyl' contra el cambio climático

Fecha de publicación:

5 de diciembre de 2019

Fuente:

Ayuntamiento de Salamanca

Descripción:

Junto a otras seis ciudades de Castilla y León y de la región centro de Portugal (Aveiro, Ciudad Rodrigo, Figueira da Foz, Guarda, Valladolid y Viseu) elabora una Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático

Contenido:

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático, lidera el proyecto ‘Ciudades Verdes Cencyl’ del Programa de Cooperación Territorial España-Portugal (POCTEP) , en el que participan siete ciudades de Castilla y León y de la región centro del vecino país (Aveiro, Ciudad Rodrigo, Figueira da Foz, Guarda, Salamanca, Valladolid y Viseu), con un presupuesto de 507.333,32 euros y un 75% de ayuda de fondos FEDER, de los cuales Salamanca recibirá 198.000 euros, gracias a las políticas de cohesión de la Unión Europea.

Entre los objetivos del proyecto ‘Ciudades Verdes Cencyl’ destaca la elaboración de una completa estrategia de adaptación al cambio climático, de manera que se pueda diagnosticar las vulnerabilidades y riesgos climáticos de cada ciudad, dentro de una diversidad funcional entre ciudades mesetarias, de montaña y litorales. Al mismo tiempo, permitirá intercambiar y compartir experiencias entre las ciudades Cencyl sobre las políticas que están desarrollando o planificando.

Salamanca es una ciudad comprometida con un nuevo modelo ambiental, que ha decidido enfrentar de forma conjunta y coordinada las iniciativas de mitigación y adaptación al cambio climático. Ambas iniciativas son la cara de una misma moneda: la mitigación se ocupa de la reducción de emisiones de CO2 y la adaptación de la reducción de la vulnerabilidad climática.

Por un lado, el Ayuntamiento promueve medidas de mitigación, para reducir las emisiones de CO2, a través de un Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible de Salamanca (ya en marcha), además de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible y un Plan de Ahorro Energético (en ejecución). Por el otro lado, el Consistorio promueve medidas de adaptación, para reducir la vulnerabilidad de la ciudad, mediante esta nueva Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático de Salamanca (EMACCSA).

A través del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, el Ayuntamiento de Salamanca está desarrollando medidas de ahorro y eficiencia energética (introducción de tecnología Led en el alumbrado público, edificios municipales sostenibles, entre otras), un mayor uso de las energías renovables, la electrificación de procesos industriales y la implementación de medidas de transporte eficientes (uso de gas como combustible del autobús urbano, autorización de puntos de recarga para vehículos eléctricos o introducción de bicicletas eléctricas en el sistema municipal de alquiler SalEnBici).

Mediante la Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático, el Consistorio fomenta la renaturalización de la ciudad mediante corredores e infraestructuras verdes (regeneración urbanística, medioambiental y sociocultural de los barrios trastormesinos con huertos urbanos, paseos, parques y pasarelas sobre el río Tormes; carriles bici hacia los municipios del alfoz; plantación de árboles en toda la ciudad y reverdecimiento de plazas en diversos barrios, entre otras medidas), además de la gestión de recursos hídricos (telegestión de riego en zonas verdes y sistema GAP para reducir las roturas de tuberías de aguas), infraestructuras y equipamientos adaptados a fenómenos meteorológicos extremos, y medidas de salud ambiental en colectivos específicos.

Tres fases de actuación

La Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático de Salamanca se desarrolla en tres fases. La primera, de diagnóstico de vulnerabilidad, que comprende un análisis climático del municipio, con tendencias y previsiones futuras, modelos de predicción y posibles escenarios meteorológicos. De esta manera, se identifican los impactos climáticos más probables en el corto y medio plazo, definiendo acciones para la adaptación a los cambios que se prevén.

La segunda fase se centrará en el intercambio de experiencias y el análisis de las estrategias municipales de las ‘Ciudades Verdes Cencyl’, mediante encuentros técnicos y la elaboración de un documento de tipologías de adaptación urbana.

Finalmente, en una tercera fase se abordarán las directrices estratégicas con los requisitos técnicos y ambientales de cada ciudad; tipos de infraestructura verde, renaturalización, corredores biológicos y paisajes urbanos; especies arbóreas y vegetales; un catálogo de intervenciones; la identificación de sectores económicos locales prestadores de servicios y productos verdes urbanos; el desarrollo de incentivos verdes fiscales para comunidades de vecinos y empresas; y una guía de compra pública verde para gobiernos locales.