Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

Coronavirus: la Comisión moviliza todos sus recursos para proteger vidas y medios de vida

  • Ir a descargas
  • Compartir

Fecha de publicación:

2 de abril de 2020

Fuente:

Comisión Europea

Descripción:

La Comisión está aumentando su respuesta proponiendo la creación de un instrumento (SURE) de solidaridad de 100.000 millones de euros para ayudar a los trabajadores a mantener sus ingresos y ayudar a las empresas a mantenerse a flote

Contenido:

 Salvar vidas y apoyar los medios de subsistencia en estos tiempos de crisis aguda es primordial. La Comisión está aumentando su respuesta proponiendo la creación de un instrumento de solidaridad de 100.000 millones de euros para ayudar a los trabajadores a mantener sus ingresos y ayudar a las empresas a mantenerse a flote, denominado SURE. También propone reorientar todos los fondos estructurales disponibles hacia la respuesta al coronavirus.

Los agricultores y los pescadores también recibirán apoyo, al igual que los más desfavorecidos. Todas estas medidas se basan en el actual presupuesto de la UE y exprimirán cada euro disponible. Demuestran la necesidad de un presupuesto de la UE fuerte y flexible a largo plazo. La Comisión trabajará para garantizar que la UE pueda contar con un presupuesto tan fuerte para volver a ponerse en pie y avanzar en el camino de la recuperación.

El brote de coronavirus está poniendo a prueba a Europa de maneras que habrían sido impensables hace tan sólo unas semanas. La profundidad y la amplitud de esta crisis requieren una respuesta sin precedentes en cuanto a escala, rapidez y solidaridad.

En las últimas semanas, la Comisión ha actuado para proporcionar a los Estados Miembros toda la flexibilidad que necesitan para apoyar financieramente sus sistemas de atención de la salud, sus empresas y sus trabajadores. Ha actuado para coordinar, acelerar y reforzar los esfuerzos de adquisición de equipo médico y ha dirigido la financiación de la investigación al desarrollo de una vacuna. Ha trabajado incansablemente para garantizar que las mercancías y los trabajadores transfronterizos puedan seguir desplazándose por toda la UE, para mantener los hospitales en funcionamiento, las fábricas en funcionamiento y los estantes de las tiendas abastecidos. Ha apoyado y sigue apoyando la repatriación a Europa de ciudadanos de la UE, sus familias y residentes de larga duración de todo el mundo.

Con ello, la Comisión actúa basándose en su convicción de que la única solución eficaz a la crisis en Europa es la que se basa en la cooperación, la flexibilidad y, sobre todo, la solidaridad.

Las propuestas de hoy llevan la respuesta a un nuevo nivel.

Comentando las propuestas adoptadas, la Presidenta von der Leyen ha declarado: "En esta crisis de coronavirus, sólo la más fuerte de las respuestas será suficiente. Debemos usar todos los medios a nuestra disposición. Cada euro disponible en el presupuesto de la UE se reorientará para hacer frente a ella, cada norma se facilitará para permitir que la financiación fluya rápida y eficazmente. Con un nuevo instrumento de solidaridad, movilizaremos 100.000 millones de euros para mantener a las personas en puestos de trabajo y empresas en funcionamiento. Con ello, unimos nuestras fuerzas a las de los Estados miembros para salvar vidas y proteger los medios de vida. Esto es la solidaridad europea".

100.000 millones de euros para mantener a las personas en puestos de trabajo y empresas en funcionamiento: la iniciativa SURE

Necesitamos amortiguar el golpe económico para que la economía de la UE esté lista para reiniciar cuando las condiciones sean las adecuadas. Para lograrlo, debemos mantener a la gente en el empleo y las empresas en funcionamiento. Todos los Estados miembros tienen o pronto tendrán planes de trabajo a corto plazo para ayudar a lograr esto.

SURE es la respuesta de la Comisión a esto: un nuevo instrumento que proporcionará hasta 100.000 millones de euros en préstamos a los países que lo necesiten para garantizar que los trabajadores reciban una renta y las empresas mantengan su personal. Esto permite a las personas seguir pagando el alquiler, las facturas y la compra de alimentos y ayuda a proporcionar la tan necesaria estabilidad a la economía.

Los préstamos se basarán en garantías proporcionadas por los Estados Miembros y se destinarán a los lugares donde se necesiten con mayor urgencia. Todos los Estados Miembros podrán hacer uso de ellas, pero será de especial importancia para los más afectados.

SURE apoyará los planes de trabajo a jornada reducida y medidas similares para ayudar a los Estados Miembros a proteger los puestos de trabajo, los empleados y los trabajadores autónomos contra el riesgo de despido y la pérdida de ingresos. Las empresas podrán reducir temporalmente las horas de trabajo de los empleados o suspender el trabajo por completo, con el apoyo de los ingresos proporcionados por el Estado para las horas no trabajadas. Los trabajadores por cuenta propia recibirán ingresos de sustitución para la emergencia actual.

  •     El Fondo Europeo de Ayuda a los más desfavorecidos

Dado que en la mayor parte de Europa se practica el distanciamiento social para frenar la propagación del virus, es tanto más importante que no se deje sin ayuda a quienes dependen de otros para las necesidades más básicas. El Fondo de Ayuda Europea a los más desfavorecidos evolucionará para hacer frente al desafío: en particular, se introducirá el uso de vales electrónicos para reducir el riesgo de contaminación, así como la posibilidad de comprar equipo de protección para los que prestan la ayuda.

  • Apoyar a los pescadores y agricultores

La agricultura y la pesca de Europa tienen un papel esencial para proporcionarnos los alimentos que comemos. Se ven muy afectados por la crisis, que a su vez afecta a nuestras cadenas de suministro de alimentos y a las economías locales que el sector sostiene.

Al igual que con los fondos estructurales, se flexibilizará el uso del Fondo Europeo para el Mar y la Pesca. Los Estados Miembros podrán prestar apoyo:

  • a los pescadores para el cese temporal de las actividades pesqueras;
  • a los acuicultores para la suspensión temporal o la reducción de la producción y prestar apoyo;
  • y a las organizaciones de productores para el almacenamiento temporal de los productos de la pesca y la acuicultura.

La Comisión también propondrá en breve una serie de medidas para garantizar que los agricultores y otros beneficiarios puedan obtener el apoyo que necesitan de la Política Agrícola Común, por ejemplo, concediendo más tiempo para presentar las solicitudes de apoyo y más tiempo para que las administraciones las tramiten, aumentando los anticipos para los pagos directos y los pagos para el desarrollo rural, y ofreciendo más flexibilidad para los controles sobre el terreno a fin de reducir al mínimo la necesidad de contacto físico y disminuir la carga administrativa.

Proteger nuestra economía y a la gente con todos los medios disponibles

  • Redireccionar todos los fondos de la Política de Cohesión para luchar contra la emergencia

Todo el dinero no comprometido de los tres fondos de la Política de Cohesión -el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondo Social Europeo y el Fondo de Cohesión- se movilizará para hacer frente a los efectos de la crisis de la salud pública.

Para garantizar que los fondos puedan ser reorientados hacia donde se necesitan con mayor urgencia, se harán posibles las transferencias entre fondos, así como entre categorías de regiones y entre objetivos políticos. Además, se abandonarán las necesidades de cofinanciación, ya que los Estados miembros ya están utilizando todos sus medios para luchar contra la crisis. Se simplificará la administración.

  • El Instrumento de Apoyo de Emergencia

La Unión Europea no se ha enfrentado en su historia a una crisis sanitaria de esta magnitud ni se ha extendido a esta velocidad. En respuesta, la primera prioridad es salvar vidas y satisfacer las necesidades de nuestros sistemas de atención sanitaria y de los profesionales que hacen milagros cada día en toda la Unión.

La Comisión está trabajando duro para asegurar el suministro de equipos de protección y respiratorios. A pesar de los grandes esfuerzos de producción de la industria, los Estados Miembros siguen enfrentándose a una grave escasez de equipos de protección y respiratorios en algunas zonas. También carecen de suficientes instalaciones de tratamiento y se beneficiarían si pudieran trasladar a los pacientes a zonas con más recursos y enviar personal médico a los lugares más afectados. También se necesitará apoyo para la realización de pruebas en masa, para la investigación médica, el despliegue de nuevos tratamientos y para la producción, adquisición y distribución de vacunas en toda la UE.

La UE propone hoy utilizar todos los fondos disponibles restantes del presupuesto de la UE de este año para ayudar a responder a las necesidades de los sistemas de salud europeos.

Se destinarán 3.000 millones de euros al Instrumento de Apoyo a las Emergencias, de los cuales 300 millones de euros se asignarán a RescEU para apoyar la reserva común de equipos. La primera prioridad será gestionar la crisis de salud pública y asegurar el equipo y los suministros vitales, desde los ventiladores hasta el equipo de protección personal, desde los equipos médicos móviles hasta la asistencia médica para los más vulnerables, incluidos los que se encuentran en los campamentos de refugiados. La segunda esfera de atención sería permitir la ampliación de las actividades de ensayo. La propuesta también permitiría a la Comisión hacer adquisiciones directamente en nombre de los Estados Miembros.

A medida que la situación siga evolucionando, la Comisión presentará más propuestas y trabajará con las demás instituciones de la UE para avanzar lo más rápidamente posible.

Más información