Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

Política Agrícola Común 2023-2027: la Comisión aprueba los primeros planes estratégicos de la PAC

  • Ir a descargas
  • Compartir

Fecha de publicación:

5 de septiembre de 2022

Fuente:

Comisión Europea

Descripción:

La Comisión Europea aprobó el día 31 de agosto el primer paquete de planes estratégicos de la PAC para siete países: Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Polonia, Portugal y España. Este es un paso importante para la implementación de la nueva Política Agrícola Común (PAC) el 1 de enero de 2023.

Contenido:

La nueva PAC está diseñado para dar forma a la transición hacia un sector agrícola europeo sostenible, resistente y moderno. Según la política reformada, la financiación se distribuirá de forma más justa entre las pequeñas y medianas explotaciones agrícolas familiares, así como entre los jóvenes agricultores. Además, se apoyará a los agricultores para que adopten nuevas innovaciones, desde la agricultura de precisión hasta los métodos de producción agroecológicos. Al apoyar acciones concretas en estas y otras áreas, la nueva PAC puede ser la piedra angular para la seguridad alimentaria y las comunidades agrícolas en la Unión Europea.

El nuevo CAP incorpora una forma de trabajar más eficiente y eficaz. Los países de la UE implementarán los Planes Estratégicos nacionales de la PAC , combinando la financiación para el apoyo a la renta, el desarrollo rural y las medidas de mercado. Al diseñar su Plan Estratégico de la PAC, cada Estado miembro eligió entre una amplia gama de intervenciones a nivel de la UE, adaptándolas y orientándolas para abordar sus necesidades específicas y condiciones locales. La Comisión ha estado evaluando si cada Plan se basa en los diez objetivos clave de la PAC , que abordan desafíos ambientales, sociales y económicos compartidos. Por lo tanto, los Planes estarán en consonancia con la legislación de la UE y deberían contribuir a los objetivos climáticos y medioambientales de la UE, incluido el bienestar animal, tal como se establece en la Farm to Fork de la Comisión y Estrategias de Biodiversidad.

La PAC se beneficiará de una financiación de 270.000 millones EUR para el período 2023-2027. Los siete Planes aprobados hoy representan un presupuesto de más de 120.000 millones de euros, incluidos más de 34.000 millones de euros dedicados exclusivamente a objetivos medioambientales y climáticos y ecoesquemas. Esta cantidad se puede utilizar para promover prácticas beneficiosas para el suelo y para mejorar la gestión del agua y la calidad de los pastizales, por ejemplo. La PAC también puede promover la forestación, la prevención de incendios, la restauración y la adaptación de los bosques. Los agricultores que participen en esquemas ecológicos pueden ser recompensados, entre otras cosas, por prohibir o limitar el uso de pesticidas y limitar la erosión del suelo. Entre el 86% y el 97% del área agrícola utilizada nacional será cultivada en buenas condiciones agrícolas y ambientales. La financiación sustancial también apoyará el desarrollo de la producción orgánica, y la mayoría de los países apuntan a duplicar o incluso triplicar su área de cultivo. Las zonas sujetas a limitaciones naturales, como las montañas o la costa, seguirán beneficiándose de financiación específica para mantener una actividad agrícola.

En el contexto de la agresión rusa contra Ucrania y el aumento de productos básicos en curso, la Comisión invitó a los Estados miembros a aprovechar todas las oportunidades en sus planes estratégicos de la PAC para fortalecer la resiliencia de su sector agrícola con el fin de promover la seguridad alimentaria. Esto incluye reducir la dependencia de los fertilizantes sintéticos y aumentar la producción de energía renovable sin socavar la producción de alimentos, así como promover métodos de producción sostenibles.

El relevo generacional es uno de los principales retos a los que se enfrenta la agricultura europea en los próximos años. Es fundamental que el sector agrícola siga siendo competitivo y aumente el atractivo de las zonas rurales. El apoyo específico a los jóvenes agricultores ocupa un lugar destacado en cada Plan aprobado, con más de 3.000 millones de euros que llegarán directamente a los jóvenes agricultores en los siete países. Los fondos de desarrollo rural respaldarán miles de empleos y negocios locales en áreas rurales, mientras mejoran el acceso a servicios e infraestructura, como la banda ancha. De acuerdo con la visión a largo plazo de las zonas rurales de la UE, las necesidades de los ciudadanos rurales también serán abordadas por otros instrumentos de la UE, como el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (RRF) o el  Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE).

Después de haber aprobado los primeros 7 Planes Estratégicos de la PAC, la Comisión Europea sigue totalmente comprometida con una rápida aprobación de los 21 Planes restantes, teniendo en cuenta la calidad y oportunidad de las reacciones tras las observaciones de la Comisión.

Fondo

La Comisión Europea presentó su propuesta de reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en 2018, introduciendo una nueva forma de trabajar para modernizar y simplificar la política agrícola de la UE. Tras extensas negociaciones entre el Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la Comisión Europea, se llegó a un acuerdo y se adoptó formalmente la nueva PAC el 2 de diciembre de 2021.

La fecha límite establecida por los colegisladores para que los Estados miembros presenten su Plan Estratégico de la PAC era el 1 de enero de 2022. Después de recibir los planes, la Comisión envió cartas de observación a todos los Estados miembros antes del 25 de mayo de 2022. Se publicaron en el sitio web Europa junto con las reacciones de todos los Estados miembros, de conformidad con el principio de transparencia. Posteriormente se reanudó un diálogo estructurado entre los servicios de la Comisión y las autoridades nacionales para resolver los problemas pendientes y finalizar los Planes de la PAC revisados. Para ser aprobado, cada Plan debe ser completo y compatible con la legislación, y lo suficientemente ambicioso para cumplir con los objetivos de la PAC y los compromisos ambientales y climáticos de la UE.