Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta expone en el Parlamento Europeo la situación que viven Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria por la acción del Gobierno en contra de la ganadería y del medio rural tras el cambio de estatus del lobo

  • Ir a descargas
  • Compartir

Fecha de publicación:

18 de noviembre de 2022

Fuente:

Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio

Descripción:

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, representando a su vez a los homólogos de Galicia, Asturias y Cantabria, se ha reunido el 16 de noviembre en el Parlamento Europeo, en Bruselas, con representantes del Intergrupo de biodiversidad y mundo rural del Parlamento Europeo, portavoces del Partido Popular Europeo y de los Socialistas Europeos, entre otros representantes, donde ha buscado el apoyo de la Eurocámara para que pueda gestionarse por las Autonomías el lobo en sus territorios en el marco de la Directiva Europea Hábitats, como antes de septiembre de 2021 tras el cambio de régimen por parte del Gobierno de España, que camina en sentido contrario a lo que países con población de lobo pretenden en Europa, que es una flexibilización de la normativa europea. Suárez-Quiñones ha insistido en que éste no es un debate de conservar el lobo o la ganadería extensiva, sino ambas, y sobre todo a las personas que viven y trabajan en el medio rural, y ha denunciado que el Gobierno español ha remitido a Europa una información errónea sobre la evolución del censo del lobo en España.

Contenido:

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, representando a su vez a los responsables de Galicia, Asturias y Cantabria, se ha reunido en la mañana del 16 de noviembre en el Parlamento Europeo con el portugués Álvaro Amaro, presidente del Intergrupo de biodiversidad y mundo rural del Parlamento Europeo; también con los portavoces del Partido Popular Europeo, el italiano Herbert Dorfmann, y de los Socialistas Europeos, la española Clara Aguilera, en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento, y finalmente, en la mañana, también se ha reunido con la española Dolors Monserrat, presidenta de la Comisión de Peticiones. El consejero ha estado acompañado por el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la consejería, José Ángel Arranz.

Por la tarde, Suárez-Quiñones ha participado en una jornada en el Parlamento Europeo en la que, junto con la conselleira de Galicia, Ángeles Vázquez y los consejeros Alejandro Jesús Calvo, de Asturias, y Guillermo Blanco de Cantabria -estos tres últimos por videoconferencia-, ha expuesto la problemática suscitada en España y las Comunidades Autónomas, con la catalogación del lobo como en extinción, sustrayendo a las Autonomías su gestión, en contra de la pervivencia de la ganadería y del medio rural.

En la sesión de la tarde, el consejero, al igual que en la reuniones de la mañana, ha buscado el apoyo de la Eurocámara para que pueda gestionarse por las Autonomías el lobo en sus territorios, en el marco de la Directiva Europea Hábitats, como antes de septiembre de 2021, tras el cambio de régimen -con la inclusión del lobo en el LESPRE-, que no obedece a intereses generales y que ha ido más allá del ya exigente régimen de protección europeo, y camina en sentido contrario a lo que países con población de lobo pretenden en Europa que es una flexibilización de la normativa europea.

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha insistido en que éste no es un debate de conservar el lobo o la ganadería extensiva, sino ambas, y sobre todo a las personas en el medio rural, siendo urgentemente necesario restablecer el equilibrio entre el lobo y la ganadería con la sensata y técnica gestión de la especie por las Comunidades Autónomas, que habían logrado reducir el conflicto manteniendo un estado de conservación favorable del lobo, equilibrio dinamitado por la medida del Gobierno de España.

El consejero denunció ante las instancias del Parlamento con las que contactó, que el Gobierno de España ha remitido a Europa una información errónea sobre la evolución de la población y su asentamiento territorial durante el sexenio 2013-2018 que concluía con un diagnóstico de estar la especie en regresión, cuando la realidad es justo la contraria: la evolución del lobo es favorable.

Encuentros matutinos del consejero Suárez-Quiñones en la Eurocámara

La jornada en Bruselas comenzó con el Intergrupo de Biodiversidad y Mundo Rural, con su presidente, el portugués Alvaro Amaro, y su vicepresidente, Juan Ignacio Zoido, a los que el consejero expuso el cambio de estatus del lobo acometido por el Gobierno de España, en contra de las Comunidades Autónomas que tienen el 95 % de la población del lobo (Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia), dictando una Orden Ministerial que entró en vigor en diciembre de 2021 y aprobando una Estrategia de Gestión y Conservación del Lobo en 2022 que sustituye a otra de 2004 construida con el consenso de todas las CCAA y el Gobierno de España.

La nueva Estrategia, al igual que la Orden Ministerial referida, ha concitado la contrariedad de la mayoría de las comunidades autónomas. Además, la nueva Estrategia se ha aprobado sin evaluar la anterior y sin hacer un censo nacional del lobo, elementos imprescindibles para cualquier documento de planificación serio y riguroso. Para remate, esta Orden Ministerial dificulta hasta el impedimento, por sus requisitos, los controles sobre la especie, aun cuando los daños sobre la ganadería sean graves y no haya posibilidad de tomar medidas preventivas eficaces.

Suárez-Quiñones ha trasladado que el efecto de este cambio, basado únicamente en la ideología y no en los intereses generales y en las necesidades de conservación, es un incremento de los daños a la ganadería extensiva, que se extienden en número y territorios, que produce el abandono de la ganadería extensiva y con ello un perjuicio para la biodiversidad, para la supervivencia del medio rural y para la lucha contra los incendios forestales, dado que la promoción de este tipo de ganadería es precisamente uno de factores de lucha contra los incendios, caminándose, por tanto, en sentido contrario. Con la incoherencia que conlleva que esta acción política venga de una Vicepresidencia Tercera del Gobierno que tiene entre sus competencias, el reto demográfico.

También recordó el cambio diametral de criterio del Gobierno, que ha pasado de defender ante la Comisión la postura acordada en la Estrategia nacional, alcanzadas por unanimidad, y es que las poblaciones del sur fueran también gestionables, como eran las del norte, a defender la posición contraria a la que finalmente ha adoptado con la publicación de la Orden de inclusión del lobo en el LESPRE.

El consejero puso de manifiesto que en Europa hay países como Austria, Croacia, Finlandia, Hungría, Letonia, Rumanía y Eslovaquia en los que hay iniciativas para adaptar la normativa europea a la realidad de la amenaza creciente de los grandes carnívoros, como el lobo, al desarrollo rural y su biodiversidad.

Finalmente, Suárez-Quiñones denunció que el Gobierno de España remitió a la Comisión Europea un informe dando cuenta del estado de conservación desfavorable del lobo en España, informe construido con subjetividad, con bases técnicas erróneas, sin contar con las Comunidades Autónomas loberas y, desde luego, con una conclusión que es justo la contraria a la realidad, pues el lobo en España está en un estado de conservación favorable y en una clara expansión de ejemplares y territorio.

El presidente y también el vicepresidente del Intergrupo de Biodiversidad y Mundo Rural manifestaron al consejero el apoyo total del Intergrupo en el Parlamento Europeo a la posición de las cuatro Comunidades Autónomas loberas y a la exposición realizada por el consejero. El vicepresidente, Juan Ignacio Zoido, comprometió el planteamiento de una propuesta de Resolución al Pleno del Parlamento Europeo que se celebrará en Estrasburgo la semana próxima, en el sentido del planteamiento de las cuatro Comunidades Autónomas, del que buscarán el apoyo de otros grupos parlamentarios de la Eurocámara para su respaldo mayoritario.

La jornada de mañana del consejero continuó con una reunión con Herbert Dorfmann y con Clara Aguilera, que son, respectivamente, portavoces del Partido Popular Europeo y del Grupo Socialista (Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo) en la Comisión AGRI de la Eurocámara (Comisión de Agricultura y Medio Rural), a los que trasladó el mismo mensaje en nombre de las cuatro Comunidades Autónomas.

La jornada de mañana concluyó con el encuentro con la española Dolors Monserrat, presidenta de la Comisión de Peticiones, en la que coincidieron en la necesidad de adoptar medidas no sólo para que en España se diese marcha atrás por parte del Gobierno a la normativa restrictiva publicada, sino que la actual normativa europea de la Directiva Hábitats fuera revisada en el sentido de la resolución que propone el Partido Popular Europeo, que básicamente coincide con el planteamiento de las cuatro Autonomías en las relaciones del lobo, y los grandes carnívoros, y la ganadería.

Jornada vespertina sobre La gestión activa del lobo como modo de convivencia con la ganadería extensiva

A las 15:00 horas se celebró en la sede de la Eurocámara un jornada en la que, bajo el título de 'La gestión activa del lobo como modo de convivencia con la ganadería extensiva', organizada por el PPE, donde Suárez-Quiñones, presencialmente en el Parlamento Europeo, y la conselleira gallega Ángeles Vázquez, y los consejeros asturiano, Alejandro Jesús Calvo, y cántabro, Guillermo Blanco, por videoconferencia, expusieron el recorrido histórico de los hechos que han llevado a la actual situación de absoluta desprotección de la ganadería extensiva en sus territorios y las graves consecuencias que está teniendo para el medio rural la errónea y dañina política del lobo llevada a cabo por el gobierno de España.

En el encuentro de la tarde, con la presencia de europarlamentarios y otras entidades de interés como el representante de la organización profesional agraria ASAJA en Bruselas, o el representante de la oficina de la organización agraria CAP Portugal en Bruselas, desgranó el problema que los grandes carnívoros están suponiendo en Europa para el mantenimiento de la actividad ganadera, y la necesidad de encontrar soluciones que permitan la compatibilidad de lobo y grandes carnívoros con el ganado extensivo.