Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Información Europea

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Información Europea de Castilla y León

El proyecto europeo PACT ha fortalecido la colaboración entre administraciones públicas y tercer sector para una atención más eficaz a las personas en riesgo de exclusión

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

8 de octubre de 2018

Fuente:

Consejería de Familia e Igualdad de Oport.

Descripción:

El proyecto europeo PACT se ha revelado como una herramienta muy valiosa y ha ayudado a los Servicios Sociales de la Comunidad a dar nuevos saltos de calidad en coordinación, innovación y atención a las personas en exclusión o en riesgo de estarlo

Contenido:

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha congregado hoy en Valladolid a más de trescientos profesionales del ámbito de servicios sociales pertenecientes a la Junta de Castilla y León, las corporaciones locales de la Comunidad, entidades del tercer sector y organizaciones europeas, en una jornada de trabajo en la que se está haciendo balance y análisis de los resultados del proyecto Europeo PACT de innovación en Servicios Sociales -Pro Active Case-based Targeted model for social inclusion – modelo de gestión proactiva del caso-, que se ha desarrollado en los últimos tres años en Castilla y León en relación a la investigación en soluciones innovadoras y mejoras en inclusión social a través de los planos organizativo, metodológico y proactivo-preventivo, para mejorar la atención a las personas en exclusión o en riesgo de estarlo.

La consejera ha intervenido en la jornada para exponer los resultados de este proyecto que Castilla y León presentó hace tres años y la Unión Europea decidió seleccionar para su financiación entre los más de 1.300 presentados. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha liderado este proyecto de investigación en asociación con los ayuntamientos de León, Salamanca y Valladolid, la Diputación de Valladolid, la Universidad de Valladolid y EAPN Castilla y León , para investigar mejoras en la atención a las personas en exclusión o en riesgo de estarlo, a través de la Red de Protección de la Comunidad.

Alicia García ha valorado la importancia para Castilla y León de haber asumido hace tres años el desarrollo de este proyecto europeo, que se ha revelado como una herramienta muy valiosa para innovar en el Sistema de Servicios Sociales y mejorar la vida de las personas. García ha asegurado que los Servicios Sociales de Castilla y León ya han asumido durante este tiempo muchos de los aprendizajes y herramientas adquiridas durante el desarrollo del proyecto europeo PACT. Esto implica su importante impacto e influencia en las mejoras en materia de coordinación e innovación en los Servicios Sociales de Castilla y León, que seguirá teniendo en un futuro inmediato.

Influencia del proyecto PACT en los Servicios Sociales de Castilla y León

En primer lugar, se ha comprobado que es perfectamente viable y muy positivo estrechar la colaboración entre administraciones y recursos públicos y las entidades del tercer sector de acción social en múltiples niveles, para lograr que la atención a las personas sea coherente, integral e individualizada. El proyecto ha puesto en práctica, en un entorno de investigación controlado, algunas de las claves organizativas más innovadoras de la Red de Protección como la información compartida entre agentes de la red, el mapa de recursos de la red, el modelo de atención y recursos compartidos y la implementación de la figura de coordinador de caso en coordinación con los profesionales de referencia. Todo ello se recoge en la Ley de ordenación y funcionamiento de la Red de Protección a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social y económica de Castilla y León, aprobada por las Cortes este año.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha señalado que, aunque era un proyecto a tres años, las implicaciones del Proyecto europeo PACT y los resultados que se han ido obteniendo han impactado directamente en el diseño y puesta en marcha de innovaciones organizativas, algunas de las cuales ya se han trasladado a la normativa de la Comunidad, como es el caso de la mencionada metodología y trabajo de coordinación público privada en temas como la valoración, el plan individual de atención, el profesional de referencia, la colaboración entre profesionales del sistema público y entidades privadas y compartir información.

Junto a esto, hoy se publica en BOCYL una Orden para garantizar que en todas las solicitudes de prestaciones del Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León se disponga de la misma información para que pueda ser compartida entre profesionales, tanto de las administraciones como del tercer sector.

Además, desarrollar el PACT ha servido para que se hayan creado un importante e innovador conjunto de herramientas informáticas y procedimientos que gracias a este proyecto serán implantadas en los próximos meses en los Servicios Sociales de la Comunidad. Entre ellas, destacan especialmente seis.

A partir de ahora, y por primera vez en España, todos los profesionales públicos y de entidades privadas que colaboren en la intervención manejarán una herramienta informática para compartir información en relación a las personas en situación de riesgo sobre las que se interviene.

Los profesionales también dispondrán, por primera vez en España, de una herramienta informática que les ayudará a predecir los riesgos de las personas en situación de exclusión y a establecer programas de intervención específicos en función del nivel de riesgo de estas personas.

Los profesionales dispondrán y compartirán una única herramienta para evaluar de manera integral el conjunto de necesidades de las personas en situación de riesgo o exclusión, en áreas como la salud, vivienda, empleo, economía, relaciones, etc.

Además, se han desarrollado otras herramientas de trabajo compartidas entre los profesionales de varios ámbitos, como son la ‘Historia Social resumida’ -que recoge el conjunto de prestaciones que una persona recibe o ha recibido del Sistema de Servicios Sociales- y un modelo de plan de caso.

Se han experimentado fórmulas de trabajo cooperativo entre profesionales del sector público y privado para el establecimiento de diagnóstico y evaluación de las personas en situación de riesgo, como establecimiento de planes de intervención, reparto de tareas y responsabilidades en la ejecución del plan, coordinación de actuaciones, etc.

Se ha experimentado una metodología de trabajo con la persona en exclusión social fundamentada en una mayor personalización de las respuestas a las necesidades de cada uno, centrándose en sus capacidades más que en sus carencias y en las oportunidades más que en las limitaciones.

Este modelo da más responsabilidad a los usuarios en la determinación de los objetivos y en la búsqueda de soluciones a los problemas, mientras los profesionales adoptan un papel de acompañamiento y ayuda a la reflexión, fortalecimiento de la autoestima, toma de conciencia y desarrollo de habilidades para abordar las situaciones vinculadas a la exclusión. La metodología de trabajo en este punto está previsto que se prolongue un año más, al margen del proyecto europeo, para un desarrollo completo y mejor conocimiento de sus efectos. De las personas con las que se ha trabajado en este proyecto, el 91 % indican que les mereció la pena participar.

Por todo esto, PACT ha ayudado o ha servido a los Servicios Sociales de Castilla y León a dar un nuevo salto de calidad en coordinación, innovación y atención a las personas.

Además de beneficiar a los Servicios Sociales de la Comunidad, va a suponer que Castilla y León se haya convertido con esta iniciativa en modelo de un proyecto europeo para desarrollar innovaciones dirigidas a mejorar la atención a las personas y exporte sus innovaciones a los países interesados de la Unión Europea. Entre los países en los que ya ha generado interés se encuentran Irlanda, Portugal, Hungría o Rumanía, que se han mostrado interesados especialmente en los modelos de colaboración público-privada en la atención a las personas en exclusión social o en riesgo de estarlo.

El interés suscitado en varios foros técnicos europeos, la presentación de los principales aspectos innovadores que presenta el proyecto, como son el modelo de colaboración público-privada, la historia social compartida y el enfoque poblacional aplicado a los servicios sociales, y la excelente acogida de los planteamientos del proyecto PACT, sitúan a Castilla y León en la vanguardia de los servicios sociales.

Por este motivo, la jornada balance del proyecto PACT cuenta en su primera mesa redonda con representantes como Katalin Szatmari, policy officer de la Comisión Europea, Carlos Susías, presidente de EAPN Europe, y Alfonso Lara, jefe ejecutivo en la European Social Network.

Características y datos generales del proyecto europeo PACT

La duración del proyecto ha sido de tres años, entre noviembre de 2015 y octubre de 2018, y ha implicado a más de 90 profesionales, pertenecientes tanto al sistema público -entidades locales socias, Universidad de Valladolid y Gerencia de Servicios Sociales- como al tercer sector de acción social -de un total de 10 entidades diferentes pertenecientes a EAPN-. El proyecto ha consistido en experimentar con entidades, profesionales y casos reales las innovaciones organizativas, metodológicas y tecnológicas diseñadas en la fase inicial, durante 14 meses, para lo que se seleccionaron previamente cuatro escenarios, con dos CEAS en cada uno de los territorios de León, Salamanca, Valladolid y provincia de Valladolid, y una muestra experimental con un total de 184 casos.

La inversión en innovación social del proyecto asciende a 2,7 millones de euros, de los que 1,9 millones han procedido de la financiación europea a través del Programa EaSI y más de 800.000 euros han sido aportados por los socios del proyecto.

La investigación en el proyecto PACT se ha desarrollado en tres planos. En primer lugar, en el plano organizativo, a través de la red colaborativa público-privada, considerando a la Red de Protección como un espacio público-privado de intercambio de información, conocimientos y recursos, con el objetivo estratégico común a todos los servicios sociales en Europa de superar la fragmentación de respuestas a los ciudadanos. 

El segundo plano de investigación ha sido el metodológico y profesional, con modelos y herramientas de intervención profesional comunes que hicieran posible un enfoque más basado en las potencialidades y capacidades de las personas para empoderarlas.

En tercer lugar, en el plano proactivo y preventivo, usando tecnología de datos y otras técnicas para incorporar capacidad de anticipación al sistema, identificando vulnerabilidades y riesgos, y actuar anticipadamente con las estrategias apropiadas.